Estamos trabajando para mejorar el rendimiento y el diseño de nuestro sitio web. Es posible que algo no funcione correctamente. Si tiene algún problema, no dude en contactar con nosotros.

3 razones por las que tu plan de entrenamiento está estancado

3 razones por las que tu plan de entrenamiento está estancado

¿Has sentido alguna vez que tu plan de entrenamiento está estancado? A pesar de que te esfuerzas, ¿tras varios meses no has hecho ningún progreso? ¡Puede haber múltiples razones por las que no alcanzas tus objetivos!

Ante todo es importante entender que, cuando se trata de metabolismo, a menudo estas cosas pasan y ya está. Están más allá de tu control, ya que tu cuerpo necesita tiempo para adaptarse a los entrenamientos y cambios en función del modo de ejercitarte.

Sin embargo, existen 3 razones principales por las que las personas no progresan tanto como les gustaría. Vamos a revisar algunas de ellas, para que así, ¡puedas lograr estar en tu mejor nivel!

Las 3 razones principales por las que tu plan de entrenamiento está estancado

La falta de técnica, una programación nula, centrarse solo en tu fuerza y una nutrición pobre pueden estar haciendo un flaco favor a los resultados. A pesar de que estos factores te afecten, siempre podrás resolver cualquier problema relacionado con ellos simplemente cambiando algunos hábitos.

Es importante recordar que normalmente no hay una sola razón causante del problema, sino una mezcla de diversos factores.

Si crees que tu plan de entrenamiento no funciona, necesitas averiguar el porqué. Y si no logras obtener una respuesta por tu cuenta, entonces plantéate obtener ayuda de un entrenador profesional.

Tu técnica no es suficientemente buena

Entrenar adecuadamente requiere compromiso. Tal vez pienses que yendo al gym y haciendo tu rutina de siempre será bastante para ponerte en forma. Esto puede ser cierto si cuentas con un entrenador personal, o con alguien que esté pendiente de ti para prevenir que te lesiones y demás.

Sin embargo, debes entender qué es realmente lo que haces cuando entrenas. Sin una buena técnica, los resultados tardarán mucho tiempo en mostrarse.

A pesar de que la mayoría de las personas prestan mucha atención a los ejercicios, realmente no se preocupan de adquirir una buena técnica para llevarlos a cabo. Como resultado, puede que no obtengan beneficios de los mismos, lo que, al final, les lleva a frustrarse.

Si este es tu caso, deberías tener una pequeña charla con tu entrenador de confianza. Verás que empezarás a notar resultados de forma más rápida.

Más importante aún, recuerda que hoy en día existen muchas aplicaciones en Internet que pueden parecer estupendas para ponerse en forma.

No obstante, algunas aplicaciones, como las de 7 minutos de entrenamiento, pueden ser simplemente una forma rápida de hacerse daño, malinterpretando lo que es el realidad el ejercicio.

No dedicas tiempo a programar tus sesiones

Esto es esencial. Si no te marcas un objetivo, no lo puedes lograr. Además, es absolutamente necesario planear tu plan de entrenamiento antes siquiera de presentarte en el gimnasio.

Haciendo esto, te asegurarás de tener un plan completo, verificando que tus entrenamientos están perfectamente diseñados. Recuerda que puede que necesites a alguien para que te ayude con esta parte.

Si no planificas tus sesiones correctamente, puede que acabes centrándote demasiado en la fuerza, lo cuál es un error muy común.

Además de esto, puede que no mejores a largo plazo, ya que resulta muy difícil encontrar el equilibrio que requiere un plan profesional.

Nadie nace atleta, así que recuerda la importancia de una guía cuando de planificar tus sesiones se trate.

Tu nutrición es pobre

Algunas personas creen que un plan de nutrición consiste simplemente en comer menos calorías de las que quemas. Por desgracia, la nutrición no es tan sencilla, tal y como muestran muchas investigaciones al respecto. Necesitas hallar un buen plan de nutrición que sea saludable y suficiente para el tipo de ejercicio que practiques, y luego, tratar de ajustarte al mismo.

Próximamente escribiremos más artículos relacionados con este tema, tal como hicimos con la reseña sobre cómo los alimentos con azúcar pueden volvernos adictos.

Sin embargo, existen otros problemas relacionados con la falta de algunos nutrientes. Los suplementos pre-entrenamiento, las proteínas, vitaminas o probióticos son una ayuda extraordinaria, muchas veces ignorada o subestimada.

Si crees que sufres carencia de algún nutriente, considera hablar con un especialista para que te recomiende los suplementos más adecuados. Con esto, tus resultados alcanzarán límites insospechados. ¡Puede que incluso sea la forma más rápida de estimular tu plan de entrenamiento!

Liked it? Share it!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hello!

Login to your account